Entrevista con la primera Mexicana en interpretar Roxie Hart en Broadway

Bianca Marroquín como Roxie Hart

Conocida por su increíble voz y habilidades de danza admirables, Bianca Marroquín fue la primera actriz mexicana en interpretar un papel protagónico en Broadway. Desde hace 15 años ella ha hecho el papel de Roxie Hart en el musical Chicago de forma intermitente.

Tuve el placer de entrevistarla en mi última visita a Nueva York y de asistir a su primera actuación de regreso al show en enero 2018, después haber estado fuera de Broadway por 7 meses. Echa un vistazo a este post para saber más sobre el show Chicago.

¿Cómo fue regresar a los escenarios de Broadway luego de 7 meses dedicados a otros proyectos?

Por supuesto que estar de nuevo en ese escenario, con las luces, música, la escalera, mis zapatos, micrófono fue algo nuevo para mi. Necesito familiarizarme con todo nuevamente, con los pasos, movimientos. Ese primer show al regresar siempre es un poco inestable, pero una vez que termino el primer show, estoy lista para comenzar realmente.

¿Cuáles son los otros proyectos en los que has estado trabajando?

Uno de los proyectos a los que me estoy dedicando es Pequeños Gigantes, en México, es parecido a “Dancing With the Stars”, pero con niños. Fui juez del programa por dos temporadas hace algunos años. También fui juez en “Mira Quién Baila”. Así que los últimos años he hecho programas para Televisa y Univision, lo que significa una bendición que me permitió conectar con la comunidad hispana y atraerla al teatro cada que vuelvo a tener un contrato con Broadway.

“Pequeños Gigantes” es grabado en mi día de descanso de Chicago, los miércoles. Los martes en la noche, después de mi performance, a las  22h30 salgo del teatro y voy al aeropuerto para tomar el vuelo de las 23h40 de Nueva York a la Ciudad de México, llegando a las 4h30 del horario de México. Todo el miércoles grabo el programa que saldrá al aire el domingo. Paso la noche ahí y regresó el jueves en la mañana para estar en Nueva York a tiempo para el performance nocturno de Chicago. Actúo toda la semana y el siguiente miércoles es lo mismo. Es algo que se repetirá 10 semanas. Estoy lo suficientemente loca para hacerlo, ¡pero me deja emocionada!

Otro proyecto son mis shows. Estoy creando un gran espectáculo en la Ciudad de México para hacer un tour por el país. Esto sucederá después de compromisos como “Pequeños Gigantes”. Lancé un álbum a finales de 2017 llamado “Nuestros Tesoros”, con canciones en español de los años 40’s y 50’s. Es un álbum del que me enorgullezco mucho y en el que me quiero enfocar un poco.

¿Cómo conseguiste tu primer papel en Broadway? ¿Era algo que ya esperabas?

Estaba en la Ciudad de México haciendo todas las versiones de los shows de Broadway que eran traducidas. Eran franquicias perfectas: traían equipo de Nueva York a México para abrir producciones en español. Hice, entre otros musicales, El Fantasma de la Ópera y Chicago. Ahí comencé a actuar en Chicago, en español, y después de hacer el musical por 6 meses, fui convocada por el equipo creativo para ser parte del musical de Broadway.

Walter Bobbie, el director de Chicago, tuvo la idea de traerme a Broadway porque él recordaba que hablaba inglés, pues fui criada en la frontera entre Matamoros y Texas. El día que fui llamada, mi productor en México me dijo que había estado al teléfono con la producción de Broadway y que ellos me estaban invitando. Me dio un guión en inglés y tuve tres semanas para aprenderlo; después hice mi debut en Broadway. Fue un privilegio. Estudiaba el guión en inglés durante el día y hacía el show en español por la noche. Cuando llegó el día y volé a Nueva York, tuve cuatro días para ensayar e hice mi primera aparición en Broadway el 18 de junio del 2002.

¿Cuáles son los desafíos de ser la primera actriz mexicana en tener un papel protagónico en Broadway?

No lo veo como un desafío en lo absoluto. Lo veo como una bendición. Lo tomo como una linda responsabilidad que recibí. Estudié danza y canto toda mi vida, todo eso me llevó a este punto. Cuando regresé a casa y leí las noticias que decían que era la primer mujer mexicana en recibir una invitación para cruzar la frontera e interpretar un papel protagónico en Broadway, supe que no estaba haciendo esto sólo por mi, sino por mi país  toda la comunidad latina. Quería que supieran que ya había alguien representándolos en Broadway. 

¿Qué es lo que más te gusta del papel Roxie Hart? ¿Te identificas con ella?

Bueno, hay muchas diferencias entre nosotras dos, Por ejemplo, yo nunca maté a nadie (risas). Pero debo decir que su sed y amor por el baile y el escenario definitivamente lo tenemos en común. La energía, personalidad también. Me identifico con la forma en la que está comprometida a hacer sus sueños realidad. El papel requiere ser cantante, bailarina, actriz y comediante, y eso es todo lo que soy. Todo sobre Roxie hace de ella el papel de mis sueños, ya son 15 años que vengo creciendo con ella. Roxie es muy querida para mi y no puedo decir lo mucho que estoy agradecida por este papel que ha estado en cartelera desde hace tanto tiempo.

Bianca Marroquín como Roxie Hart, en el musical Chicago de Broadway, en Nueva York.

Bianca Marroquín como Roxie Hart

¿Qué hace diferente a Chicago de los otros espectáculos en los que has participado?

Chicago es un show minimalista, quiere decir que no hay una gran producción, escenario, candelabros o helicópteros, nada de eso. Normalmente, los músicos siempre se quedan bajo el escenario, en el área de la orquesta, pero en Chicago los tenemos en el escenario – es por eso que hay poco espacio para bailar, pero es suficiente. Menos es más. Roxie y Velma tienen algunos cambios de ropa y otros personajes mantienen el mismo vestuario, y todo es negro. El único color que hay en el escenario es el marco dorado que tienen los músicos. La luz es uno de los papeles más importantes, dejando el resto a tu imaginación. Todo esto es único, y por esto mismo, el show ha estado en cartelera por 20 años. Es una fórmula increíble, los creadores realmente sabían lo que estaban haciendo cuando empezaron todo esto.

¿Cómo logras entrar en contacto con las emociones del personaje cuando actúas?

Lo más importante es estar presente en el momento. Saber realmente lo que uno siente y colocar esa intención en lo que se dice. Al final, Roxie pierde todo y eso siempre toca mi corazón. Imagino mi propia vida, las veces en las que uno pierde, cambia o se transforma. Pienso en toda la travesía de Roxie, por todo lo que ha pasado. Ella soñaba y estaba emocionada con el mundo del “sí”; en el que ella finalmente podría bailar y aparecer en los periódicos. Ella lo tenía todo, y de repente, lo pierde. Todo puede acabar en un segundo. Pero siempre hay una oportunidad para cambiar las cosas.

¿Cómo es tu rutina física y alimentación?

Este show requiere tanto de mi físicamente que preciso de comer bastantes carbohidratos. Especialmente en los fines de semana, puedes comer prácticamente todo lo que desees para mantenerte fuerte. Además de estar en una ciudad  donde todo el día ando de arriba para abajo, subo y bajo escaleras del metro, voy al gimnasio para correr 30 minutos en la caminadora, después hago mi rutina de ejercicios basándome en todo el entrenamiento que tuve a lo largo de mi vida (un poco de yoga, un poco ballet, un poco de pilates…). Después de eso, voy al teatro y comienzo a calentar la voz.  

Cuando uno tiene un contrato con Broadway, el show es la estrella de tu vida. Todo es sobre el show que darás en la noche. Puedes mantener tu vida, pero siempre con responsabilidad y recordando que eres la estrella del show, eres responsable de liderar una compañía. Si alguien me invita a esquiar, diré que no puedo, porque debo cuidar mis piernas. Necesitas hacer decisiones como esas y pensar: “es mejor no hacer eso porque hoy tengo un show en la noche”, o “es mejor no comer eso, porque no me dará tiempo de digerir antes del show”. Después del show, es otra historia, puedes comer lo que quieras – ¡y yo adoro comer hamburguesas con papas fritas!

¿Haces ensayos para el show?

No. El show continua, es una máquina. Si hay una persona nueva en el espectáculo, entonces esa persona tiene ensayos particulares con el coreógrafo y coordinador del escenario. Para mi, no. Por ejemplo, llegué aquí ayer a las 14h30, sólo tuve unas horas en el escenario para recordar todo, recordé los pasos y eso es todo. Salí para comer, regresé, me maquillé e hice el show. He hecho el show desde hace 15 años, todo está en mi memoria muscular. Eso es lo que los performers hacemos: recibimos los guiones, pasos, retenemos información. Nuestros cerebros funcionan de esa manera.

¿Cómo cambió tu vida desde que empezaste a hacer el papel de Roxie en Broadway, en Nueva York?

Las culturas son muy diferentes, el gobierno, todo. Todas esas condiciones influyen en el show. El público y su humor son muy diferentes. Hay una cultura de teatro musical en Estados Unidos. En México, en la época en la que vine a Nueva York, no había esa cultura establecida. Sí, las personas venían al teatro, pero quedaban muy inquietas, porque no estaban acostumbradas a un show así. Vine a Broadway y vi que no éramos celebrados en cada escena o palabra, aquí no nos aplaudían de pie. Broadway es como el Walt Disney World y todos los shows son como atracciones diferentes que tienen filas. Aquí las personas compran entradas para un espectáculo a la semana, este es el lugar al que vienes para ver shows, y en México, apenas hay dos o tres espectáculos en todo el año.  

¿Crees que Chicago es un musical atractivo para el público latinoamericano?

Pienso que es atractivo para todos los países del mundo, porque estos son los temas que vemos en los noticieros todos los días, sobre el sistema jurídico, el gobierno. Cómo la prensa convierte a criminales en celebridades y toda la atención que les dan – y ese es el ejemplo perfecto del sensacionalismo de ciudadanos que no son precisamente ejemplares. Pienso que personas de todo el mundo se pueden identificar con la historia.

Si viajarás a Nueva York, no olvides reservar tus entradas a Chicago con anticipación en WePlann!

Escrito por Natália Grandi, periodista y traductora que ama conocer nuevas culturas y viajar, sea con los libros o con la mochila en las espaldas. Es creadora de Contenido en WePlann.

Traducido por Alejandra Ramírez. Comunicóloga, cinéfila adicta a las palomitas y dog lover. Es creadora de Contenido en WePlann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *