Carnaval en Venecia: máscaras y nobles

Carnaval de Venecia

Carnaval de Venecia

El vuelo del Ángel da el pistoletazo de salida, se acaba febrero y nos despedimos de él celebrando carnaval, una de las festividades más alegres del año. Disfraces, máscaras y complementos adornan nuestros cuerpos para ocultar nuestra identidad y, ser, por un día, otra persona en una fiesta donde está permitido desafiar a la norma establecida e incluso burlarse de ella. Si existe todavía un carnaval en Europa que mantiene el significado de llevar una máscara, ése es el carnaval en Venecia.

La tradición se remonta al siglo XI, pero no fue hasta el siglo XIII que el Carnaval de Venecia tuvo oficialidad por órdenes del Rey de Venecia como una excusa para que la nobleza pudiese convivir con los ciudadanos sin levantar sospechas o rumores, dejando de lado sus títulos nobiliarios y ocultando su identidad bajo una máscara durante los 10 días de celebración (del 22 de febrero al 4 de marzo).

El festejo alcanzó su punto álgido durante el siglo XVIII, convirtiendo a la ciudad en el punto de encuentro de nobles y aristócratas de toda Europa que viajaban a Venecia en busca de placer y diversión. No es de extrañar que en esta época de jolgorio y éxtasis de la ciudad, naciera una de las figuras más famosas de Venecia: Giacomo Casanova, noble y escritor, que alcanzó la fama mundial de mejor amante, dejando el rastro de 132 conquistas alrededor del globo. El aventurero, elegante y galán Casanova que sigue poniendo el listón alto a los jóvenes casamenteros después 3 siglos. ¿Te lo encontrarás en Venecia?

A medida que Venecia perdía su poder mercante y militar, la fama y las celebraciones de carnaval descendieron hasta convertirse en un recuerdo perecedero de lo que fue para el pueblo un descanso de la nobleza y 10 días de burla permitida, pero no fue hasta que Napoleón Bonaparte ocupó Venecia que se prohibieron los festejos de carnaval por temor a encuentros conspiratorios e intrigas en contra de su posición.

Por suerte para los que viajamos, en 1979 se restablecieron nuevamente las celebraciones de carnaval en Venecia, un reclamo turístico que poco tiene que ver con sus orígenes, pero que recuerda esa época dorada donde Venecia era el salón de baile de Europa y que, en la actualidad, atrae cada año a cerca de 3 millones de personas.

Mucho distan las celebraciones actuales del carnaval de las de su época dorada, ahora, los habitantes de Venecia se disfrazan con trajes del SXVIII, espectaculares atuendos ostentosos y barrocos con matices dorados y plateados en los que nunca puede faltar la protagonista principal: la maschera nobile, convirtiendo las calles de Venecia en un desfile continuo de disfraces donde los turistas compiten por conseguir la mejor fotografía que retrate el momento y los venecianos improvisan desfiles para agasajarlos y compartir un pedazo de la fama que precede a este evento.

Como antaño, durante los carnavales se celebran eventos, entre los que destacan desfiles, cenas, bailes, cotillones y hasta fiestas privadas para las que necesitarás una invitación. Quién sabe si algún misterioso veneciano te invita a pasar una noche de carnaval.

Sin duda alguna, celebrar el Carnaval en Venecia es una experiencia inolvidable que te hace viajar en el tiempo a una época de nobles con peluca y colorete que deciden unirse a los placeres simples de la vida y esconden su identidad para no ser juzgados. Glamour, misterio, juego y un toque de rebeldía son los atributos que jamás van a faltar en el Carnaval de Venecia.

Escrito por Cristina Estévez, copywriter 2.0, risa contagiosa y foodlover que transmite buenrollismo a los clientes y crea contenidos en WePlann.com.

Un pensamiento en “Carnaval en Venecia: máscaras y nobles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *