La huella cristiana de Roma en español: visita las Catacumbas y mucho más

catacumbas roma, cristianismo, historia, tour catacumbas, roma, italia.

La religión está muy presente en Roma: Padre, hijo, Espíritu Santo y la Virgen María son los protagonistas de una historia que ha dado la vuelta al mundo durante milenios. Su trayectoria ha influido en aspectos que van más allá de la creencia, como el arte o la arquitectura.  Y no podía ser de otra manera, que en el lugar donde el cristianismo ha dejado su mayor huella, Italia, hogar de la Santa Sede y templo de miles de iglesias, capillas y basílicas se retraten todas las épocas de este credo. ¡Descúbrelas!

Si bien Roma está empapada de religión cristiana, hay ciertos monumentos que son clave para entender esta creencia. El más curioso de todos son las catacumbas de Roma, una especie de necrópolis subterránea heredada de los etruscos.  Las catacumbas se sitúan bajo la Via Apia, están formada por cerca de 60 catacumbas distintas, su longitud total es de 170km aproximadamente y acoge más de ¡750 mil tumbas!

Se trata de un sistema de túneles en forma de laberinto, con pasillos estrechos que acogen en sus paredes nichos ¿Te imaginas caminar entre paredes llenas de huesos? ¡No apto para miedicas o claustrofóbicos!

Existía una gran variedad de zonas para depositar los cadáveres: las cubicula, de forma cuadrada como indica su nombre, se empleaba para depositar los cuerpos exentos de vida de todos los miembros de una misma familia con la intención que, llegado el día de la resurrección, volvieran a la vida con sus seres queridos; las cryptae, espacios decorados con frescos o el arcosolium, un nicho curvado cerrado con una losa de mármol. ¡Para gustos los colores!

En la actualidad, casi todos los nichos han sido abiertos y saqueados, los únicos que han sobrevivido han sido los de las catacumbas Panfil. Y es que esta modalidad de entierro se consideraba pagana y contraria a la tradición romana, que era la incineración, forma a la que los cristianos no querían someter a sus muertos porque iba en contra de la resurrección.

Después de tanto hueso y vida tras la muerte, vamos a centrarnos en algo más terrenal dentro de este mundo tan espiritual. Pues si de algo se necesita para profesar una fe es de un lugar sagrado, un templo, un espacio en el que hablar con Dios. En este tour encontrarás dos de los más grandes e importantes: la Basílica de Santa Maria la Maggiore y la Archibasílica de San Juan Letrán, porque Basílica se queda corto para esta obra de la arquitectura eclesiástica.

Santa Maria la Maggiore o Basílica Liberiana, es una de las 4 Basílicas Mayores. La Basílica fue levantada por encargo del Papa Libero, que quería un santuario construido en el lugar donde se cuenta, la Virgen María se le apareció a un patricio local y a su esposa. Según la leyenda, el perfil de la iglesia quedó dibujado en el suelo por la nevada del 5 de agosto en lo alto del Esquilino. ¿Se tratará de un milagro?

Construida sobre el templo pagano de Cibeles, es la única iglesia romana que conserva la planta estrictamente basilical y la estructura paleocristiana primitiva, pues en esta obra arquitectónica conviven diversos estilos que resumen las grandes etapas del arte cristiano en Europa. No me extraña que su nombre sea Santa Maria la Maggiore. Y es que esta basílica es uno de los templos más importantes del culto mariano en Roma.

Seguimos con más curiosidades, esta basílica alojó a los primeros cristianos en Roma y fue residencia Papal temporalmente, antes de que se trasladasen al Vaticano, y aunque no se encuentra dentro de la Ciudad del Vaticano, la Santa Sede goza de extraterritorialidad.

En su exterior se encuentra el campanario más alto de Roma con 75m de altura;  a su derecha se halla la capilla Sixtina, construida para enterrar al papa Sixto V. Ésta  alberga en  su interior el Belén del Santo Sacramento, que está justo delante de su capilla gemela: la capilla Paulina, que custodia la imagen de la Virgen bajo el lema Salus Populi Romani.

En las profundidades de la Basílica, se encuentra la Cripta de Belén,  donde está enterrado San Jerónimo, el traductor de la biblia al latín en el siglo IV, y que guarda en su interior la reliquia de una cuna que se cree utilizada en la natividad de Jesús. ¡Una pieza de culto!

Y nos vamos de un templo a otro, en este caso a la Archibasílica de San Juan Letrán. También llamada de San Juan, está  dedicada a Cristo Salvador y es la catedral de la diócesis de Roma, donde se encuentra la sede del obispo de Roma. Es considerada Patrimonio de la Humanidad y es la más antigua de las 4 basílicas mayores, por eso recibe el título honorífico de madre y cabeza de todas las iglesias de la ciudad de Roma. No hay que decir nada más para saber que es un templo realmente importante, el título habla por sí solo.

No podría ser de otra manera que sus alrededores compartan el mismo rango, y es que, muy cerca de su paradero se encuentra el edificio que guarda la Escalera Santa, traída por Santa Elena, madre de Constantino. Se dice que la Escalera Santa está formada por los escalones que subió Cristo hasta el Palacio de Pilatos y han sido traídos desde la mismísima Tierra Santa y que para los grandes devotos, no pueden subirse a pie, deben subirse de rodillas, para compartir el sufrimiento de Cristo.

La religión es un mundo a parte que debe ser descubierto para poder entenderlo y creo que con este tour por las catacumbas de Roma serás capaz de verlo con otros ojos. ¡Descubre la influencia del cristianismo en Roma!

Escrito por WePlann, reserva increíbles experiencias de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *