Comida americana: más que hot dogs y hamburguesas

Comida americana

Cuando escuchamos los términos: comida y Norteamérica, en lo primero que pensamos es en ‘fast food’: Mc Donald’s, Burguer King, hot dogs, hamburguesas de 3 pisos, refrescos saturados de azúcar, patatas fritas y refritas… vamos, la antítesis de lo sano y la definición de colesterol alto en bandejas de raciones individuales.
Y si, no os negaré que esto forma parte activa de la gastronomía estadounidense, pero también es cierto que sólo es la punta del iceberg de la riqueza gastronómica de EE.UU.

Como todos sabemos, EE.UU. es un país de una extensión grandilocuente, cuenta con 9,83 millones de km2 y 308 millones de habitantes, de los cuales, gran parte procede de familias inmigrantes: franceses, italianos, alemanes, chinos, caribeños, africanos… que han influido en la cultura y la gastronomía de este país; dando como resultado una gran variedad culinaria.

Tanta diversidad de culturas, hace difícil definir con exactitud la gastronomía del lugar, pues los americanos se han apoderado de las recetas de diferentes culturas y le han dado su toque personal, ‘made in america’.
Pero si nos ponemos puristas, podemos decir que la gastronomía genuina de este país es la original de los nativos americanos, antes de la colonización, en la que los ingredientes más representativos de la dieta eran: el pavo, el maíz, las habas, el girasol, las patatas, los pimientos y los pepinos; todos ellos aún presentes en las especialidades culinarias regionales, básicos en festividades, como Acción de gracias.

Estos ingredientes han sido la base de todos los platos americanos que conocemos hoy en día y que se han adaptads a las costumbres culinarias de los inmigrantes. Por ejemplo, el hot dog, la renovación del conocidísimo frankfurt alemán.

Por tanto, podemos afirmar, sin lugar a dudas, que el aspecto más importante de la comida estadounidense es la fusión de las etnias. Este aspecto se confirma cuando viajando por estados unidos, observamos como los platos varían en función de la región en la que estás. Por ejemplo, en el Sur de estados unidos nos encontramos con influencias de la cocina africana, francesa y mejicana. En la Costa Este, los ingredientes principales serán pescados y mariscos y en el Medio Oeste abundan el maíz y la carne de vacuno.

Después de esta introducción a los orígenes de la comida de estados unidos, ¿qué mejor que unas recomendaciones de los platos que no puedes perderte si viajas a la tierra de las barras y estrellas?
He aquí el menú que te sugerimos para sentir la explosión de culturas de EE.UU. en tu paladar.

Para empezar una ‘manhattan’s style chowder’, una sopa elaborada a base de sal, tocino y cuajada de harina, con tomate y maíz, acompañada de crackers. Si prefieres un primero algo menos british y más propio del sur, entonces te recomiendo el ‘Gumbo’, un plato a base de arroz y caldo, elaborado con mariscos (cangrejo y gambas), aves (pato, codorniz, pollo) y tasso (cerdo ahumado). Dicen que es una de las grandes contribuciones de Lousiana a la gastronomía americana, así que no pierdas la oportunidad de probarlo.

De segundo te proponemos ‘crabcake’, una especialidad estadounidense elaborada a base de cangrejo picado, servido en forma de hamburguesa ¡Toda una delicatessen!
Si te apetece algo menos sofisticado, tenemos más sugerencias para ti, como por ejemplo el ‘pollo general Tso’, un plato propio de la inmigración china estadounidense, que consiste en pollo frito agripicante. ¡Cuidado! Es más picante de lo que parece.

Acompañalos de ‘cornbread’, pan elaborado a base de maíz o ‘hushpuppies’ bolas de trigo, huevo y sal, fritas. El complemento perfecto por si te habías quedado con hambre.

Y por fin, lo que más nos gusta a todos y para lo que siempre tenemos un espacio en el estómago: el postre. Uno de los postres o platos dulces que no podemos obviar es el American Pie o tarta de manzana al que se le han dedicado canciones  e incluso hay películas que llevan su nombre. Una sobremesa muy sencilla a base de manzana y crema que hará las delicias de todos los que busquen un toque dulce pero no demasiado edulcorado al final de su comida.
Para los más golosos proponemos el ‘brownie’, un pastelito de chocolate, recubierto de chocolate, que guarda en su interior trocitos de nueces y, que en muchas ocasiones se acompaña de helado de vainilla. Un subidón de azúcar que seguro te levanta el ánimo.

Recuerda que si no te convence la sugerencia del chef, siempre puedes acudir a una de esas hamburgueserías entrañables de los años 50 y saborear una auténtica cheeseburguer.

Si ya has estado en EE.UU o tienes planeado viajar allí, comparte con nosotros tus platos preferidos.

Escrito por , parlanchina, bailarina frustrada y amante de la comida. Estoy en todos los “fregaos” de WePlann.com.

Un pensamiento en “Comida americana: más que hot dogs y hamburguesas

  1. Selena
    Agosto 19, 2013 a las 12:09 pm

    A mi me encanta la comida americana!! Los nachos, las quesadillas, las patatas… Ya estoy desenado que llegue el jueves para ir a Friday’s a la cena del 2×1! Hay que llevar un cupón y puedes comer lo que quieras de la comida americana, que a mi me sabe a gloria y me encanta. Os dejo el link por si alguien se anima a ir https://www.facebook.com/fridaysesp/app_208417429172371

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *