Trucos y consejos para viajar en Navidad

Trucos y consejos para viajar en Navidad.

Viajar en Navidad, trucos y consejos para evitar aglomeraciones e imprevistos en tu escapada navideña.

Ya estamos en diciembre, el mes de la Navidad, los regalos, los atracones de comida y las grandes celebraciones. Luces festivas decoran las calles, el carrito de la compra se llena de turrones, los centros comerciales se colapsan y viajamos para reunimos con nuestros familiares y seres queridos. Por estas fechas, los aeropuertos, estaciones y carreteras están hasta los topes de gente, así que si vas a viajar estas navidades, presta atención a nuestros consejos para que todo salga a pedir de boca. ¡No dejes que un viaje te amargue la Navidad!

Decidas ir a un destino de cuento de hadas donde predominan las casas de jengibre con nieve, o desafiar al frío en una paradisíaca isla donde brilla el sol por Navidad y cambiar los turrones por un delicioso margarita, debes saber que por estas fechas hay mucho movimiento, así que, si lo que pretendes es pasar las navidades tranquilamente en pareja o en familia, no vayas donde va Vicente, que va toda la gente.

La Navidad es una época genial para descubrir nuevos destinos que escapan del tópico de estas fiestas. Anímate a visitar un pueblecito de montaña o una ciudad más pequeña y menos conocida, el ambiente navideño le aporta encanto a los lugares más inesperados y seguro que así puedes disfrutar de unas fiestas más íntimas y cálidas en las que recuperar la esencia de la Navidad: estar con los seres queridos.

Reserva con antelación

Vayas donde vayas, hay algo impepinable, reservar con antelación. El mes de diciembre es una de las fechas con más tráfico aéreo y aglomeraciones de gente. Si llevas tiempo pensando en tu escapada navideña, no esperes al último minuto para sacar tus vuelos, reservar tu hotel o tus entradas a un espectáculo. Cuanto más tardes, menos posibilidades de encontrar plaza y más opciones de incrementar costes. Lo idóneo es que reserves, mínimo, con un mes de antelación. ¡Corre que aún puedes organizar un buen viaje!

Vuelos en Navidad

Si ya tienes tus pasajes, recuerda que como tú habrá más personas que vuelen el 23 o 24 de diciembre, así que, procura llegar al aeropuerto con, al menos, 2 horas de antelación si tienes que facturar la maleta. Si por el contrario eres de los afortunados que sólo viaja con equipaje de mano, haz check in online, te ahorrarás el tiempo y el tedio hacer colas de espera.

Si no tienes a ningún amigo, familiar, o bienhechor que pueda acercarte al aeropuerto, reserva un servicio de taxi para que te acerque a la terminal y un servicio de transfer que te acerque a tu hotel, una vez en el destino. Con tiempo y planificación todo sale mejor.

Equipaje y regalos

Como ya sabes, por estas fechas vienen Santa Claus y los Reyes Magos cargados de regalos. Si no quieres correr el riesgo de perderlos entre las bodegas del avión, te recomiendo que los envíes por mensajería al destino al que viajas, es la mejor forma de asegurarte que Santa Claus te tiene preparada la sorpresa que le has pedido en tu carta y la mejor manera de evitar imprevistos y controles en el aeropuerto que te harán perder tiempo. ¡Ah! Y si te deja alguna sorpresa más en el destino, no olvides llevar una bolsa de más en tu maleta, así podrás traerlo todo de vuelta.

Carreteras y coches en Navidad

Antes de subirte al coche comprueba que todo funciona correctamente, haz una pequeña revisión en el mecánico para que no te quedes tirado en la cuneta con el frío. Recuerda estar atento al tráfico y no olvides llevar unas cadenas para la nieve, nunca se sabe qué puede pasar. Sal temprano de casa y para de vez en cuando para descansar, recuerda: safety first, así que no tengas prisa por llegar, sólo preocúpate de llegar.

Siempre comunicado y disponible

Planear tu escapada navideña es lo ideal, pero no estamos acostumbrados a los escenarios donde todo sale a la perfección, nunca sabes qué puede pasar, y cuando menos te lo esperas aparece tu gran amigo Murphy. Para esos pequeños imprevistos o percances tan inapropiados y nada deseados, debes procurar estar siempre disponible. Ten el móvil a mano, procura llevarlo con la batería llena y, por si las moscas, trae contigo el cargador de tu teléfono en tu bolso o equipaje de mano, te puede salvar la vida en más de una ocasión y evitar preocupaciones innecesarias.

Pequeños acompañantes de viaje

Si de adulto te emociona la Navidad, multiplica ese sentimiento por 10. Así de excitado se siente un niño cuando ve que se acerca la Navidad sabiendo que a la mañana siguiente tendrá una recompensa por haberse comportado bien durante todo el año. A este excitación añádele la poca paciencia y la facilidad de aburrirse que estos pequeños adultos poseen. Para que tu viaje no se convierta en un seguido de ‘¿Ya hemos llegado?’ lo mejor es que lleves libros, juegos, música o hasta una tablet con todo eso y más para entretener a los más peques.

Animales de compañía

Esos amigos fieles también quieren celebrar la Navidad, si te los llevas de viaje al extranjero recuerda tener en regla el pasaporte perruno o gatuno para que sean bien recibidos en el destino. ¡Ah! En caso de viajar con animales, consulta en tu hotel si aceptan mascotas, si no fuese posible, no olvides que existen residencias caninas y hoteles para mascotas donde alojarlos durante tus vacaciones.

Desafía a Murphy y disfruta de tu escapada navideña con estos consejos. ¡Feliz Navidad!

Escrito por Cristina Estévez, copywriter 2.0, risa contagiosa y foodlover que transmite buenrollismo a los clientes y crea contenidos en WePlann.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *