Crucero por el Reino Unido: Dirección Inglaterra, Irlanda y Escocia

Un crucero navega por el mar durante un día nublado, al fondo se ven montañas verdosas.

El Reino Unido, con su variado patrimonio histórico y cultural así como la riqueza y la diversidad de las naciones que lo componen, es uno de los destinos más bellos de Europa. Rumbo hacia el reino de Su Majestad, a través de un inolvidable crucero a bordo de barcos de prestigio.

El Reino Unido, un destino apreciado por los pasajeros de cruceros

El Reino Unido seduce por sus campiñas, sus numerosos museos y sus animadas ciudades míticas. Msc Cruceros es una de las prestigiosas compañías marítimas que ofrecen un inolvidable crucero a través del Reino Unido. Descubran los tesoros de este territorio soberano.

Con el crucero Msc Meraviglia, los pasajeros se alojarán en las suites y disfrutarán de un nivel de intimidad incomparable. A lo largo de la travesía, el ambiente es agradable, acogedor y amistoso. Esta joya de los mares hará una parada en Irlanda del Norte.La Wild Atlantic Way, una ruta turística costera irlandesa, es uno de los circuitos más bellos de Irlanda. Extendiéndose sobre más de 2500 km de largo, este camino costero  va desde Donegal, al norte, hasta Kinsale al sur, cerca de Cork. Más de 150 sitios culturales y naturales jalonan este itinerario único en el mundo. Pueblos pintorescos, playas, acantilados espectaculares y montañas delimitan  este tramo de carretera.

Crucero color blanco navega por Irlanda.

Irlanda del Norte, bordeada por el Océano Atlántico y el Mar del Norte, se destaca por su ambiente tranquilo, sus montañas, su campiña, sus costas escarpadas y sus lagos. Para un interludio cultural, imprégnense de la cultura norte irlandesa en los museos de Derry y de Belfast, durante reuniones y encuentros en los pubs o a la ocasión de una fiesta tradicional.

Belfast, Londonderry, Bushmills y Ballycastle son los lugares ineludibles de Irlanda del Norte. Paseando por el centro de la ciudad de Belfast, párense delante de  los antiguos pubs y las calles estrechas que datan de la época victoriana. En Londonderry, las murallas de la ciudad, el barrio de Boogside y la Pintura Mural de Derry son inevitables.

Una escala en Bushmills será la oportunidad de costear la Calzada de los Gigantes o visitar el castillo de Dunluce. Y en Ballycastle, paseen a lo largo de la bahía de White Park o Quay Road. Esta calle une el centro de la ciudad, con bares, pubs y restaurantes.

Inglaterra y Escocia,  otras dos perlas del Reino Unido

Paisaje de montañas verdosas y orilla de una playa del mar irlandés durante el día

Separado del viejo continente por la Mancha, el Reino Unido engloba la isla de Gran Bretaña, incluyendo Inglaterra y Escocia, y la parte norte de la isla de Irlanda. Este país, con múltiples facetas, a veces es austero, con sus monumentos y museos, a veces excéntrico con sus modernos edificios en ciudades efervescentes, a veces fascinante con sus apacibles campiñas.

El país de Su Majestad propone ambientes, culturas y paisajes variados. La estancia será puntuada por escalas en ciudades históricas, campiñas verdes, fast foods o restaurantes gastronómicos. Un viaje al Reino Unido consiste también en saborear el té en los elegantes salones de té o impregnarse de la atmósfera acalorada de los pubs.

Inglaterra es la escala más bella para hacer en el Reino Unido. Tierra de  cultura y de historia, esta región les invita a descubrir Manchester, Londres, Brighton o Bristol, a través de sus verdes colinas. Con este fin, los verdosos paisajes  ingleses ofrecen decorados cambiantes, plagados de lagos, ríos y colinas, exhibiendo  curvas pulidas por la erosión. The Yorkshire Dales es una de las maravillas naturales inglesas propicias para reponer fuerzas.

Crucero negro con blanco y rojo navegando por el Canal de la Mancha, cerca de Londres en Reino Unido, al atardecer.

Las costas inglesas sorprenden por su diversidad. Los acantilados cubiertos de líquenes, sobrevolados por las gaviotas, protegen los torreones que datan de la Edad Media o unos magníficos complejos costeros. Inglaterra es también un destino ideal para los apasionados de  antigüedades egipcias y greco-romanas, particularmente puestas en relieve en el British Museum.

El viaje a través del Reino Unido se termina en Escocia, una tierra impregnada de misterio, de leyendas y de bellos paisajes. Una landa desolada, acantilados, castillos, pastos hasta perdida de vista, la niebla y  los lagos, incluyendo el famoso Lago Ness, componen el paisaje escocés.

Las costas escocesas no les dejarán indiferentes, a ejemplo de la Isla de Skye, situada a  altura de los Highlands. Apodada la isla brumosa, es a la imagen de Escocia, con sus castillos en ruinas, lagos, sus mansiones encantadas, landas, el embrujo del sonido de las gaitas, el haggis para el desayuno y sus costas despedazadas.

Escrito por Alexia Debarco de VamosDeCrucero.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *