¡Dancer Cruise en Cancún! Conoce cómo se vive el tour

Dancer Cruise en Cancún durante el día, turistas se divierten en una de las paradas del tour en el mar, se lanzan al mar por el tobogán del barco, otros miran.

Cancún es un destino mundialmente conocido por sus hermosas playas, excelente clima y  agitada vida nocturna. Lo que varios viajeros pasan por alto, es que cerca de la ciudad hay islas que ofrecen paisajes espectaculares, mi favorita siempre será Isla Mujeres. He ido varias veces y generalmente me transporto en ferrys que te llevan en máximo 30 minutos. Hasta que escuché sobre un tour que hacía paradas durante el trayecto a la isla, el Dancer Cruise.

Como todo amante de los viajes, me llamó mucho la atención saber que este tour dura 7 horas, de la cuales 5 estás a bordo del barco, ¡¿qué hacen?! Me pregunté una y otra vez, estaba acostumbrada a llegar a Isla Mujeres en minutos, decidí que no me iba a quedar con la duda, subí a bordo y esta fue mi experiencia:

¿Cómo llegar?

Taquilla del Dancer Cruise en Cancún

Taquilla del Dancer Cruise en “El Embarcadero”, kilómetro 4 de la Zona Hotelera de Cancún

Me dirigí al embarcadero del kilómetro 4, de aquí sale el barco. ¡Fue muy sencillo de encontrar! Ya que está en la Zona Hotelera de Cancún, que es el área más famosa de la ciudad. Además hay muchas referencias, está en la misma área que el Puente Calinda y el Teatro de Cancún, y también es el punto de salida del Barco Pirata Jolly Roger. ¡Lo identificarás enseguida al ver grandes navíos a la orilla del mar!

Conforme me iba acercando, inmediatamente vi a 3 miembros del staff del Dancer Cruise, me preguntaron si tenía reservación, les dije que sí y me buscaron en una lista.

Me encantó ver la diversidad de los viajeros, venían de varias partes del mundo. Entre los latinos encontré a un grupo de Argentinos, una pareja de Brasileños y Colombianos. Además de varios Estadounidenses y algunos Europeos. Todos hicimos una fila para que nos pusieran los brazaletes y después, abordamos.

El Barco y Bienvenida

Catamarán del tour Dancer Cruise, en Cancún.

(Foto: Alejandra Ramírez)

Mi primera impresión fue ver un catamarán de 3 pisos muy llamativo, una cabina con un dj listo para poner el ambiente y una grande barra con cocineros. Cuando entré, el staff me ofreció algunos bocadillos para desayunar, el tour es con barra libre así que varios aprovecharon para empezar a pedir drinks.

Todo el barco es abierto, no hay ventanales que impidan que veas los intensos colores del mar, tiene también un tobogán integrado en la parte de atrás y trampolines.

Desde el inicio reí, después de la bienvenida, la tripulación del Dancer Cruise, haciendo honor a su nombre – Dancer, se presentó sacando a bailar a más de una chica. Todo, al son de canciones latinas.

Primera parada del tour

Turistas están en fila y se preparan para hacer Snorkel en Cancún, una de la paradas del tour Dancer Cruise.

(Foto: Alejandra Ramírez)

Después de adentrarnos en el mar caribe, hicimos la primera parada del tour, hacer snorkel. En el barco pude ver a varios viajeros animados y ansiosos por explorar el mar, pero también vi que otros no sabían nadar o que venían con niños, claramente ellos no podían realizar la actividad. Mientras algunos empezaban a ponerse el equipo de snorkel, uno de los animadores del Dancer Cruise anunció que los que seguían a bordo también se divertirían, y que unas clases de baile a bordo los esperaban.

Decidí quedarme a las clases, todos se reúnen en el primer piso del catamarán, se ponen en filas y la fiesta inicia. El staff está en busca del mejor bailador del día. Empezamos con canciones clásicas como YMCA, y seguimos con canciones latinas muy reconocidas.

 

Turistas bailando YMCA a bordo del Dancer Cruise, en Cancún. via GIPHY 

Entre los chistes del staff, actitud de los viajeros, clima perfecto y mar a nuestro alrededor, los pasos de baile salían por sí solos, el staff selecciona a los finalistas y lo dan todo, más cuando anuncian que el ganador se llevará un premio.

La contienda termina con un muchacho de Israel y una señora de Colombia. Pero, en vez de enfrentarse uno a otro, prefirieron bailar juntos. Eran dos personas completamente distintas; idioma, rasgos físicos, edad, sexo, todo. ¡Pero cómo se divirtieron! Todos alrededor los animabamos. Al final, al staff no le quedó de otra que darle a ambos el regalo, que fue una botella de tequila.

Segunda Para del tour

Después de que las clases terminaron y todos los que hicieron snorkel regresaron a bordo, seguimos nuestro camino hacia Isla Mujeres, ya llevábamos como 2h en el barco, pero el tiempo se me fue volando.

¡Estaba encantada! Cuando vengas a Cancún, notarás las diferentes tonalidades de azul del océano, es simplemente increíble. Nos detuvimos en un área azul turquesa, era hora de lanzarse del tobogán y trampolines. Decidí ser la primera en lanzarme del trampolín y la sensación de libertad fue increíble. La música estaba a todo volumen y poco a poco todos se iban lanzando.

Durante el día, una chica se lanza del trampolín del Dancer Cruise en Cancún.

¡El tobogán también es imperdible! Aquí seguramente se te escapará un buen grito. Aunque todos nos lanzamos al mar, me sentí muy segura. Alguien del staff estuvo todo el tiempo en el agua por si algo sucedía.

Cuando las actividades acuáticas terminaron, llegó el momento más suculento del tour, la hora de comida. El servicio fue rápido e impecable, encontrarás mucha variedad de platillos y bebidas. Yo por ejemplo, en cualquier plato que pedía, no podía hacer falta el guacamole.

Platillo a bordo del Dancer Cruise en Cancún

(Foto: Alejandra Ramírez)

Llegada a Isla Mujeres

Cuando llegues a Isla Mujeres, comprenderás por qué muchos adoran esta parada. La isla no es muy grande, pero sus playas son incomparables, además de tener una vibe que te relaja enseguida. Me encantan sus calles principales, están llenas de artesanías locales y de comida en todas partes. Este lugar es conocido por ser un “Pueblo Mágico”; una categoría dada por un programa turístico de México. Esta categoría sólo se otorga a lugares en el país que simbolizen algo por su belleza natural, riqueza cultural o relevancia histórica.

Embarcadero en Isla Mujeres, Quintana Roo, México, durante el día.

Embarcadero en Isla Mujeres. (Foto: Alejandra Ramírez).

Tendrás alrededor de 2 horas libres ahí. Notarás que la forma más rápida de moverse es en un carrito de golf. El Dancer Cruise ofrece dos tipos de tickets; uno que incluye el tour + tiempo libre y otro que incluye el tour + tiempo libre + un carrito de golf. Personalmente, recomiendo que tengas el ticket que incluye el carrito de golf. No tendrás que preocuparte ni perder tiempo por ir a buscar un lugar dónde los renten, además, con ese ticket, el staff del tour te guía hasta el templo de una antigua Diosa Maya.

Calle peatonal en Isla Mujeres durante el día, se ven negocios de artesanías y turistas paseando. Isla Mujeres es una de las paradas del Dancer Cruise en Cancún.

Calle peatonal en Isla Mujeres. (Foto: Alejandra Ramírez).

Si quieres rentar el carrito de golf por separado, cuesta alrededor de 250 pesos mexicanos la hora. O si prefieres, puedes conocer la isla caminando.

Regreso a Cancún y despedida

Después de 2h en la isla, abordamos y la fiesta continuó. El primer piso del catamarán fue una pista de baile durante todo el regreso a Cancún. El segundo piso fue ideal para aquellos que quisieran broncearse aún más. El último y tercer piso fue para aquellos que quisieran disfrutar de los paisajes al atardecer.

Yo me quedé en el primer piso, ¡pusieron todo tipo de canciones y lo disfruté muchísimo! Vi culturas tan diferentes fascinadas entre sí; una chica europea bailando salsa, unos chicos de Israel platicando y riendo con una pareja de Colombianos y muchos latinos.

Una turista baila a bordo del Dancer Cruise en Cancún, durante el día.

(Foto: Alejandra Ramírez)

Cuando embarcamos en Cancún, me di cuenta que disfruté tanto el día, que no me di cuenta que habían pasado ¡7 horas! También noté que no era la única encantada por el barco y el excelente servicio del staff, si no que todos lo estaban. Por eso, la propina para los chicos del Dancer Cruise fue dada con muchísimo gusto, nos hicieron pasar a todos, un día excepcional.

Definitivamente pienso que es un tour que te deja relajado, sonriente, bronceado y con un buen sabor de boca. Además de incluir la visita a uno de los puntos turísticos más importantes, Isla Mujeres, te permite disfrutar al máximo el caribe. No solo ves los paisajes, los experimentas inmensamente, los vives. Para mi no fue lo mismo ver el cristalino mar, ¡muy azul turquesa por cierto!, a través de una ventana (como lo había hecho antes), que literalmente lanzarme hacia el. Una experiencia que sin duda repetiría.

¿Te quedaste con ganas de ir a Cancún? ¿Irás pronto? ¡Si necesitas consejos o tips, dime en los comentarios y con gusto te ayudo!

 Escrito por Alejandra Ramírez. Comunicóloga, cinéfila adicta a las palomitas y dog lover. Es creadora de Contenido en WePlann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *