Paradis Latin, la noche más sensual de París

Una velada en Paradis Latin: espectáculo de cabaret y cena. La noche más sensual de París. reserva tu entrada.

Paradis Latin, el cabaret más moderno de París.

Una interpretación moderna del antiguo y fantástico cabaret. Entretenimiento en estado puro desde que entras en el teatro hasta que acaba el espectáculo.

El personal de Paradis Latin nos dio una cálida bienvenida mientras nos acompañaba a la mesa. Nos sentaron en la zona izquierda del escenario, lugar que nos proporcionaba un vista inmejorable del espectáculo. Como habíamos reservado un menú por adelantado, la mesa ya estaba puesta y en ella nos esperaba un refrigerio: botella de vino tinto y agua para entrar en calor antes del show.

Mientras esperábamos a que estuvieran listos los entrantes, el camarero asignado a nuestra mesa amenizó la velada con una agradable conversación y alguna que otra broma para romper el hielo y hacernos sentir como en casa.
Tras hacer nuestro pedido, la comida empezó a llegar a la mesa, el salón se comenzó a llenar y el show dio inicio. Si no te gusta comer mientras ves el show te recomiendo que llegues 1h y 30min. antes del inicio del espectáculo, de este modo podrás cenar tranquilamente y disfrutar de los sabores de la deliciosa cuisine de Francia.

En nuestra reserva figuraba el ‘Star Menu’ cuya selección de platos era deliciosa. Pudimos escoger entre Salmón ahumado, Foie Gras o ‘Escargot’ como entrantes; Magret de Pato, ‘Filete Chateaubriand’ o Lubina y tarta de Manzana o Selección de sorbete helado como postre. Mi elección fue: Salmón ahumado, Magret de Pato y Selección de sorbete y debo admitir que disfrute de todos y cada uno de los platos.

Por lo que respecta al camarero, nos ofreció un servicio excepcional manteniendo los tiempos adecuados entre plato y plato, nunca tuvimos que esperar más de la cuenta y siempre revisaba que todo estuviese perfecto: mesa limpia y vino en nuestras copas. Por mi parte, todo el equipo de Paradis Latin se merece una estrella dorada por su excelente servicio.

Demos paso al espectáculo

La puesta en escena inmejorable: el escenario, los trajes y los actores y bailarines estuvieron a la altura de la fama que precede a este cabaret. Disfrutamos el espectáculo de principio a fin.
Los bailarines fueron increíbles, los cantantes deslumbraron con su voz y el maestro de ceremonias supo cómo entretener a la multitud entre actos.¡Simplemente fabuloso! Una mezcla de acrobacias, ballet y can-can. Paradis Latin sacó a relucir su espíritu del cabaret de antaño con actuaciones inspiradas tanto en el S.XVII, los 80’s o la mismísima actualidad.

Como todos sabemos, el cabaret normalmente está dirigido a un público adulto (aunque no siempre), pero así quedáis advertidos todos los conservadores, puritanos y fáciles de sonrojar, pues aquí, si hay algo que se muestra eso es carne. Y debo reconocer que a mi me encantó, es lo que hace del cabaret, cabaret.

Después de la deliciosa cena, servicio y espectáculo dejé atrás Paradis Latin, recorriendo los barrios de París con una enorme sonrisa en la cara.

Definitivamente un lugar al que regresaría y que recomendaría a mis amigos sin pestañear. Bonne soirée mon ami!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *