Fin de semana en Segovia, escápate de Madrid

Visita Segovia: el acueducto, el Alcazar y la Catedral de Segovia.

Vista en helicóptero de Segovia, Patrimonio de la Humanidad.

Ven a Segovia, situada a no más de 30 minutos de Madrid, es un libro de historia en forma de urbe, testigo de la civilización Celta, Romana, el reinado de los Reyes Católicos y el Siglo de Oro de España.
Una visita con tintes castizos y una parada obligada para todos los seguidores de la serie de televisión Isabel. Una estancia perfecta para aquellos que busquen disfrutar de una mezcla cultural sin igual que se percibe en cada rincón de la ciudad: desde sus monumentos hasta su gastronomía. ¡Hoy te traigo los imprescindibles de Segovia!

Acueducto de Segovia

Nada más llegar al centro de la ciudad te sorprenderá una increíble construcción del S.II. Una obra de ingeniería urbanística con más de 120 pilares y 16.000 m de longitud, elevada piedra a piedra, que se mantiene sólo por el peso de la construcción en sí misma, sin utilizar ningún otro elemento que encole las piezas que conforman el acueducto. Una reliquia arquitectónica que ha desafiado al paso del tiempo y que permanece como nueva dividiendo la ciudad en dos. ¡Parece ciencia ficción! ¡Te dejará sin palabras!

Catedral de Segovia

Situada en pleno centro de Segovia, la Catedral de Segovia, o Dama de las Catedrales, es una de las más bonitas de Castilla y León. Lo más bello de este templo es su interior, con techos abovedados y cristaleras coloridas que proporcionan una luz casi celestial a este espacio tan singular. ¡No hay que ser devoto para apreciar su belleza!

Muralla y puerta de San Andrés

No hay nada mejor para descubrir Segovia que callejear. Yo te recomiendo que sigas el curso de la muralla, de 3km de longitud, y pares en las puertas de la muralla. La que mejor se conserva y, a su vez, la más bonita, es la puerta de San Andrés. Una curiosidad: fíjate en la placa, se cuenta que en Segovia nació el Buscón Don Pablos, personaje principal de la obra de Francisco de Quevedo.

Alcazar de Segovia

Si seguimos el recorrido marcado por la muralla, llegaremos a la joya de la ciudad. Que no te engañe su apariencia de castillo de cuento de hadas que recuerda a los de Disney. El Alcazar, palacio en árabe, es una fortaleza militar edificada sobre una antigua fortaleza romana, que ha servido a la corona como palacio, fortaleza y prisión, cuya función principal era la de proporcionar defensa a la ciudad.
Convertido en escuela militar y museo armamentístico, el Alcazar, guarda en su interior una interesante colección de blasones.
Si eres de los valientes que suben a lo más alto, de la más alta torre, podrás divisar toda la ciudad desde las alturas ¡Un regalo para la vista y un excelente punto de referencia para atacar al enemigo!

La visita guiada y el acceso a la torre son 9€ por persona.

Gastronomía en Segovia

Para mi, lo mejor de visitar una nueva ciudad: la comida. En Segovia, el plato estrella es el cochinillo, si no, que se lo digan a Don Cándido, mesonero real, y poseedor de el restaurante de más fama y tradición en la preparación del cochinillo. ¡Los hacen tan tiernos que los pueden cortar con un plato! En él han comido cochinillo desde duques hasta escritores. ¡Todo un manjar de nobles!

Otro de los puntos fuertes de la gastronomía segoviana, es la sopa castellana, un plato tradicional muy sencillo que consta de ajo, pan de hogaza, huevo y pimentón. Un rico caldo que calentito sienta de muerte para combatir el frío de castilla.

Por último, el postre, el archifamoso ponche segoviano. Un dulce bizcocho con crema pastelera, mazapán y azúcar, que, a diferencia de lo que dicen sus ingredientes, es bastante bajo en grasas. Un rico capricho que hará las delicias de los más golosos.

Monasterio de San Antonio el Real

A las afueras del centro de la ciudad, justo en el nacimiento del acueducto, nos encontramos con un monasterio regalo de Enrique IV que conserva una muestra original de la herencia árabe española: la techumbre de estilo mudéjar. Una auténtica maravilla resultado de la fusión de estas dos culturas; que conjuga la visión espiritual musulmana con los materiales nobles de origen español. Toda una obra de arte tallada en madera que transmite la esencia de la religión cristiana: todos nacemos del amor y de la luz. Si te decides a visitarlo, no te olvides de echar un vistazo a su claustro, de estilo románico, todo un lugar para el retiro y la meditación.

La visita guiada cuesta 2€ por persona, y realmente vale la pena por la pasión con que la guía cuenta la historia de tan peculiar lugar.

Visita el Palacio La Granja

Si decides escaparte más de un día a Segovia, te recomiendo que te acerques al Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, antigua residencia de la familia real española, o, como prefiero llamarlo, el Versalles Español. Un bonito palacio donde reinan la opulencia, la riqueza y valiosas obras de arte como esculturas, tapices de bruselas, porcelana china, mármol de carrara y lámparas de la Fábrica de Lámparas de Cristal de San Ildefonso. Todo un desparrame de dinero y lujo digno de un rey.
Como era de esperar, también cuenta con unos preciosos jardines de corte francés presididos por una gran fuente y un laberinto. Un consejo, si vas a visitarlo en invierno, recuerda que está en la montaña, así que abrígate si no quieres quedarte pajarito. ¡Hace mucho frío!

La entrada al palacio cuesta 8€ por persona y tienes opción de alquilar una audioguía por 2€. Puedes llegar en autobús, salen cada 1h 30 min de la estación de autobuses de Segovia, el billlete cuesta 1,30€ por persona.

¿Te animas a visitar Segovia? Si quieres hacerlo por todo lo alto, no existe una forma más romántica de hacerlo que a bordo de un globo aerostático. Una ciudad Patrimonio de la Humanidad como esta se merece un recorrido igual de bonito.

Escrito por , copywriter 2.0, risa contagiosa y foodlover que transmite buenrollismo a los clientes y crea contenidos en WePlann.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *